Lunes, 14 de Octubre de 2019

Síguenos:

14-06-2016 - 02:20

Vladimiro Montesinos mete miedo a testigo del celular

Comentarios

Vladimiro Montesinos mueve hilos para salvarse por tener celular en su celda de la Base Naval.

Vladimiro Montesinos mueve hilos para salvarse por tener celular en su celda de la Base Naval.

El martes pasado, el abogado Walter Chinchay se llevó la sorpresa de su vida. Cuando llegó a defender al suboficial de la Marina, William Hidalgo -intervenido con el celular que utilizaba Vladimiro Montesinos en su prisión de la Base Naval del Callao-, su cliente estaba aterrado.

Cuando Chinchay le preguntó qué había pasado, el suboficial le murmuró: “Doctor, hasta aquí nomás. Usted ya no es mi abogado”. Segundos después, Chinchay descubrió que Hidalgo desistió de su defensa luego de que hablara con ¡Estela Valdivia, la mismísima abogada de Montesinos!

Como se sabe, la noche del viernes 3 de junio se difundió un estremecedor video. Se veía a Montesinos ingresado a su celda con el suboficial Hidalgo. El teniente Edison Zagaceta vigilaba la escena. Luego, Hidalgo salió del ambiente escondiendo en su bolsillo un celular, que fue advertido por el oficial Zagaceta.

Hidalgo fue intervenido inmediatamente. Se le encontró el celular, pero el ‘chip’, la memoria donde están los números telefónicos, no estaba. Montesinos se lo había quedado.

Apenas la Marina empezó a investigarlo, Hidalgo contrató al abogado Walter Chinchay para que lo defendiera. En un informe dirigido a la Inspectoría de esa institución, Hidalgo confesó que fue Montesinos quien le puso a la fuerza en el bolsillo de su pantalón una bolsa negra con el celular y el cargador.

“‘¿Qué hace, doctor?’ Y sin obtener respuesta, me entrega una bolsa cuyo contenido desconocía, y me dice desesperadamente ‘¡Guárdalo!, ¡guárdalo!’, pedido que me sorprendió, aturdió y me dejó atónito, teniendo la equivocada reacción de acceder al pedido”, narró Hidalgo.

El suboficial Hidalgo también reveló que tres o cinco años atrás, los técnicos Felipe Bautista Carmona y Teobaldo Otiniano Casavalente informaron a los oficiales de servicio que Montesinos presumiblemente realizaba llamadas telefónicas por las noches. Dijo que no sabía si esa denuncia fue investigada.

La Segunda Fiscalía del Callao abrió investigación contra el suboficial Hidalgo. Lo citó para que declarara el lunes pasado. Cuando llegó acompañado de su abogado, ocurrió una cosa insólita. Le dijeron que no había fluido eléctrico, que regresara al día siguiente, martes. Ese día, antes de que se iniciara la diligencia, el abogado se fue a sacar unas copias.

Cuando volvió, su defendido estaba asustado. Le dijo que ya no era su abogado. Después, Chinchay fue abordado por Estela Valdivia, la abogada de Montesinos. “Doctor, por qué usted está diciendo que todos conocemos quién es Montesinos”, le gritó molesta. Luego, se retiró y se fue a hablar a solas con el suboficial Hidalgo. En ese momento, Chinchay entendió todo. Montesinos había amenazado a su cliente.

El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, debe nombrar a un fiscal especial para conocer las triquiñuelas que hace Montesinos desde el año 2002, cuando fue confinado en esa prisión militar impenetrable para los civiles.
Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega