Lunes, 14 de Octubre de 2019

Síguenos:

20-10-2015 - 10:55

La valiente Sonia Medina

Comentarios

Sonia Medina denunció los abusos de poder del gobierno de Alberto Fujimori.

Durante el gobierno del presidente Alberto Fujimori y su socio Vladimiro Montesinos fueron pocas las autoridades valientes que se les enfrentaron y denunciaron sus abusos de poder.

Durante el gobierno del presidente Alberto Fujimori y su socio Vladimiro Montesinos fueron pocas las autoridades valientes que se les enfrentaron y denunciaron sus abusos de poder.

Una de ellas fue la actual procuradora antidrogas Sonia Medina. Corría agosto del año 2000 cuando el director de una revista, que apoyaba al gobierno fujimorista, querelló a un editor del diario El Comercio.

El caso llegó al despacho de la entonces jueza provisional Sonia Medina. Cuando la magistrada estaba revisando la denuncia, recibió una llamada telefónica que la sorprendió. El vocal supremo Alejandro Rodríguez Medrano, entonces presidente de la Sala Penal de Delitos Tributarios, la mandó a llamar a su despacho.

Por aquel entonces, en la Unidad de Investigación de El Comercio habíamos documentado que Rodríguez era el brazo operativo que tenía Montesinos en el Poder Judicial. Dicho magistrado acudía, incluso en las noches, a despachar con el siniestro jefe del SIN. Allí le informaba de los procesos que le interesaban a Montesinos para ayudar a sus amigos o destruir a sus opositores.

Cuando Medina ingresó al despacho, Rodríguez Medrano le entregó un resumen de la querella interpuesta por el director del medio fujimorista. Le dijo que le interesaba ese caso porque el querellante era su amigo.

Rodríguez Medrano creía que por el poderoso cargo que ostentaba y su relación con Montesinos podía asustar a la jueza Medina. Pero se equivocó.

Sonia Medina le respondió que ese proceso estaba en trámite y debía seguir su curso normal. Rodríguez se enfureció y gritó a la jueza: “¡No me interesa el trámite, sino los resultados!”

Sonia Medina, una mujer menuda pero con un aplomo y honestidad gigante, no le respondió. Se levantó de su asiento y sin despedirse salió del despacho, caminando con la frente altiva, aunque la cólera la tragaba por dentro.

Unos días después llegarían las represalias. El vocal Sixto Muñoz, entonces presidente provisional de la Corte Superior de Justicia, anuló su nombramiento como jueza y la envió como secretaria de juzgado.

La jueza no se amilanó. Presentó una denuncia ante la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) y fue personalmente a los estudios del Canal N a denunciar el atropello.

El caso de Medina se convirtió en un escándalo político y la presión de la prensa independiente hizo que fuera repuesta como magistrada.

Cuando cayó la dictadura y volvió la democracia, el Poder Judicial sentenció al vocal Rodríguez Medrano a ocho años de prisión por corrupción y tráfico de influencias; y Sonia Medina fue nombrada procuradora antidrogas.

En ese cargo, Medina –a quien conozco desde hace tiempo- se ha enfrentado a poderosos narcotraficantes, como Fernando Zevallos, ‘Lunarejo’. Hace tres años recibió un balazo anímico: su esposo Luis Rodríguez, quien con su ‘chispa’ le alegraba la vida cuando llegaba extenuada a su casa, falleció de una difícil enfermedad. Sonia Medina vale un Perú. Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega