Lunes, 21 de Octubre de 2019

Síguenos:

07-04-2015 - 02:02

Los secretos del alcalde Bueno

Comentarios

Luis Bueno arrastra un pasado que pocos conocen o ya no recuerdan.

Luis Bueno arrastra un pasado que pocos conocen o ya no recuerdan.

El alcalde de Chosica Luis Bueno Quino, quien tiene 23 años en ese cargo, arrastra un pasado que pocos conocen o ya no recuerdan. Su caso es el más espeluznante que me tocó investigar y publicar en El Comercio.

En julio del 2008 me buscó el médico Rubén León, quien me contó que un fiscal de ese distrito estaba por archivar una denuncia grave que había presentado contra Bueno.

Cuando leí la acusación, me quedé anonadado: El alcalde, a sabiendas de que padecía de Sida, habría contagiado a varios miembros del Serenazgo luego de obligarlos a tener relaciones con él, a cambio de no despedirlos.

“Esto es espeluznante. ¡Vamos con todo!”, me dijo mi jefe. El caso había sido destapado dos años antes, el 2006, por el periodista Augusto Thorndike en el programa “Día D”, de Canal 9, pero nadie sabía qué había pasado después.

Logramos acceder a entrevistas grabadas de tres personas, hechas por el médico León, que implicaban seriamente a Bueno. Los testimonios eran de horror.

La joven Vicky Gallegos narraba que había sido contagiada por su esposo, Rubén Candela, quien era hombre de confianza del alcalde y tenía relaciones sexuales con él; Alfonso Rupay contaba que su hermano, César Rupay, murió de Sida, contagiado por Bueno; y Martín Braga, un exsereno, denunciaba que Bueno chantajeaba a los serenos para tener relaciones. Todos ratificaron su versión ante nosotros.

Descubriríamos más cosas sospechosas. El alcalde Bueno sustentaba su inocencia en el certificado de un laboratorio (que nunca fue ratificado) que lo declaraba sano. Sin embargo, el 12 de noviembre del 2006, cuando el periodista Thorndike le propuso hacerse la prueba de Elisa, el alcalde se negó: “Le tengo miedo a las agujas”.

Pero tres días después, se presentó en otro canal con el certificado. ¿Qué lo hizo cambiar en tres días? Había más: Bueno llevó al set al hijo de César Rupay. El joven declaró que su padre no había muerto de Sida, sino de un “problema cardíaco”. Pero la historia clínica decía que Rupay falleció por esa enfermedad. Era evidente que el chico había sido inducido a mentir.

Bueno también tenía malas juntas. Cuando lo entrevisté estuvo con su abogado Mario Chávez, un exprocurador de ese municipio que fue separado de su cargo, cuando lo pillaron cobrando una ‘coima’. Nunca voy a olvidar lo que me respondió el alcalde cuando le propuse hacernos juntos la prueba de Elisa: “Mi sangre tiene valor. Yo ya he sido investigado y no me va a pasar nada”.

Su caso, en efecto, fue archivado semanas después por el fiscal Lizardo Suárez, ‘famoso’ porque defendió públicamente a Montesinos cuando fue acusado por el narco ‘Vaticano’ de haberle pagado sobornos.

Tal parece que ni los huaycos pueden afectar al alcalde Bueno. Aunque la justicia tarda, pero llega.
Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega