Sabado, 23 de Marzo de 2019

Síguenos:

14-04-2015 - 12:58

La ‘robacable’ en cinta

Comentarios

A la empresa de Celia Anicama la descubrimos cometiendo un delito.

A la empresa de Celia Anicama la descubrimos cometiendo un delito.

La congresista oficialista Celia Anicama anunció hace dos semanas el lanzamiento de una película sobre ella, que se llamará como su acertada ‘chapa’: ‘La robacable’.

“Será la historia de una mujer que es maltratada por maniobras de mafias de las grandes empresas”, dijo oronda.

Un amigo cinéfilo me dice que si Hollywood premiara la película más ridícula, la de Anicama se llevaría el ‘Óscar’. A la empresa de esta congresista la descubrimos en El Comercio cometiendo un delito, pero sus colegas ‘otorongos’ se conformaron con sancionarla con 120 días de suspensión, pero nadie se atrevió a pedir su desafuero.

En octubre del 2011, recibimos este dato por teléfono: “La congresista Anicama piratea canales de televisión por cable y los vende en paquetes de S/.30 a los pobladores de Ica. Su empresa se llama ‘Cable Orión’”.

Un equipo de la Unidad de Investigación viajó a Pisco, donde funcionaba la empresa de Anicama, para verificar la denuncia.

Alquilamos un departamentito y fuimos a solicitar el servicio de cable. La secretaria nos hizo una oferta que no podíamos rechazar: “Te ofrecemos 40 variados canales. Y también el 98, el canal ‘Venus’ para que veas películas ‘porno’. La suscripción cuesta S/.50 y la mensualidad es una ganga, solo 30 ‘mangos’”.

Horas después, dos empleados de la empresa de Anicama llegaron en una ‘mototaxi’ al departamento cargados de cables y herramientas. Se subieron a un poste de alumbrado público, pasaron por el techo unos cables y listo: ya teníamos todos los canales privados extranjeros. Hasta vimos en Fox Sports el Perú-Paraguay por las Eliminatorias del Mundial de fútbol.

Llamamos a representantes de Telefónica Multimedia, Claro TV y DirecTV, todos nos dijeron que no habían autorizado a ‘Cable Orión’, ni a ninguna empresa del país, a retransmitir sus señales.

Todo era ilegal, hasta los cables de la instalación eran robados, tenían el logo de Claro TV y de otras empresas. La compañía de Anicama, por si fuera poco, contaba con 800 clientes. Es decir, anualmente se embolsicaba S/.288 mil.

En dos semanas, conseguimos documentos, audios, fotografías y videos que probaban la ilícita actividad de ‘Cable Orión’. Lo paradójico es que, por ese entonces, la congresista integraba la Comisión de Fiscalización e impulsaba un proyecto de ley denominado “Corrupción cero”. ¡Qué tal cuajo!

La publicación provocó un escándalo político. Me buscó el congresista Humberto Lay, entonces presidente de la Comisión de Fiscalización, y le proporcionamos copias de todo lo que habíamos conseguido. Semanas después, Anicama fue suspendida de su cargo por 120 días, pero la sacó ‘barata’. Nadie pidió su desafuero, pese a las pruebas de hurto agravado y estafa, cuyas penas son de 8 años de prisión.

En el colmo de los colmos, la congresista demandó que le pagaran los días que estuvo suspendida. Esto solo ocurre en el Perú.

Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega