Lunes, 14 de Octubre de 2019

Síguenos:

28-04-2015 - 12:49

De reo a promotor de ‘narcoindultos’

Comentarios

Al militante aprista Manuel Huamán se le responsabilizó de comprar un fundo en Lambayeque, donde se procesaron toneladas de droga que fueron enviadas a México.

Al militante aprista Manuel Huamán se le responsabilizó de comprar un fundo en Lambayeque, donde se procesaron toneladas de droga que fueron enviadas a México.

En abril del 2013, cuando el programa ‘Cuarto Poder’ de América destapó el escándalo de los ‘narcoindultos’, Óscar Castilla, el sabueso periodista de la Unidad de Investigación de El Comercio, llegó eufórico a la oficina: “Miguelón, me han contado que un preso por narcotráfico vinculado a Fernando Zevallos, ‘Lunarejo’, integró la Comisión de Indultos del Gobierno aprista”.

Se trataba de un ‘datazo’. Empecé a revisar todos mis archivos del Caso ‘Lunarejo’, conseguimos los nombres de los integrantes del cuestionado grupo y la procuradora antidrogas Sonia Medina desempolvó el expediente de ese proceso.

Días después ya lo teníamos identificado. Se trataba del abogado y militante aprista Manuel Huamán Melgarejo. Recordé que el juicio a Zevallos fue público y existían cientos de fotografías. Nos pasamos todo un día visualizando fotos y cuando ya estábamos por rendirnos: ¡Bingo! Encontramos una toma del 7 de julio del 2000.

Allí aparecía Huamán cruzado de brazos, inmutable, sentado junto a Jorge López Paredes, el socio de ‘Lunarejo’ y dueño del cargamento de 3.5 toneladas de cocaína que se le incautó a ‘Los Norteños’ en Piura, en 1995.

La Sala Penal Antidrogas sentenció a Huamán a 8 años de prisión. De acuerdo con la sentencia, al abogado se le responsabilizó de ser el operador legal de Herless Díaz Díaz, el ‘cerebro de la organización’, y de comprar un fundo en Lambayeque, donde se procesaron toneladas de droga que fueron enviadas a México.

Su historia era alucinante. En el 2004, cuatro años después de ser sentenciado, Huamán logró salir en libertad y tramitó la anulación de sus antecedentes en el INPE. En 2009 ya integraba la comisión de indultos, que presidía el aprista Facundo Chinguel. Es decir, en solo cinco años, Huamán pasó de ser reo en cárcel a promotor de indultos y conmutaciones de pena de sentenciados por narcotráfico, delito por el que purgó condena.

La denuncia periodística salió en portada y lo que más impactó fue la fotografía donde aparecía Huamán retratado junto a Jorge López. La foto valía más que mil palabras.

Chinguel, por cierto, defendió a Huamán. Dijo que no sabía que había estado preso, pero eso no lo descalificaba para integrar la comisión, pues “ya se había rehabilitado”. Días después, Chinguel fue apresado. Se le descubrió que había cobrado ‘coimas’ de reos que solicitaron esos beneficios penitenciarios.

No hay duda de que las 5, 246 conmutaciones de pena y 232 indultos (la mayoría de ellos a narcotraficantes) que concedió el expresidente Alan García durante su gobierno, es una pesada cruz que cargará por siempre. Tal vez algún día se arrepienta de haber dicho que Chinguel era “un hombre probo”, que cada indulto que otorgó “fue con el consejo de Dios” y de haber lanzado este reto electoral: “A la gente que no le gusta mi política de indultos, que no vote por mí”.

Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega