Domingo, 16 de Diciembre de 2018

Síguenos:

02-12-2014 - 02:09

El día que ‘Polaco’ rompió su silencio

Comentarios

Jorge Chávez Montoya, ‘Polaco’, el lugarteniente y jefe de los sicarios del narcotraficante Fernando Zevallos.

Jorge Chávez Montoya, ‘Polaco’, el lugarteniente y jefe de los sicarios del narcotraficante Fernando Zevallos.

‘¿Qué sentiste cuando te contó cómo te iba a matar?’, me preguntó el director de El Comercio cuando terminó de leer la entrevista que le había hecho a Jorge Chávez Montoya, ‘Polaco’, el lugarteniente y jefe de los sicarios del narcotraficante Fernando Zevallos, ‘Lunarejo’.
Fue en setiembre del 2006 cuando ‘Polaco’ me mandó un mensaje, desde el penal de Iquitos, que estaba dispuesto a ‘echar’ a ‘Lunarejo’ y narrar sus andanzas en el mundo de las drogas desde los años 70, cuando se conocieron en Uchiza.

En el diario se armó un alboroto, creían que se trataba de una trampa, pues ‘Polaco’ me había amenazado e insultado durante dos encuentros casuales que tuvimos cuando aún estaba libre y yo escribía reportajes sobre su jefe.

La primera vez fue en una audiencia judicial. Él estaba sentado y me acerqué a entrevistarlo. Cuando se paró, sentí escalofríos, era un tipo gigante, con un vozarrón, con cara y mirada que penetraba e infundía miedo, como los rudos presos de las películas norteamericanas. ‘¿Tú duermes tranquilo?’, me comenzó a gritar y a empujar. Una cámara de ‘Cuarto Poder’ filmó ese accidentado encuentro y lo difundió.

El segundo choque también fue a la salida de otra diligencia, cuando le pregunté sobre un cargamento de 500 kilos de droga que en 1995 envió a Miami. ‘¿Droga, cuál droga?, droga es la que tú te metes por la nariz’, me respondió delante de varios colegas.

Pese al temor de que podría tratarse de una celada, fui a entrevistarlo a Iquitos. ‘Polaco’ parecía el director del penal, tenía un séquito de guardaespaldas, vestía ropa de marca, unas slaps de moda y gafas Ray Ban, que le daban aire de actor de cine.

En la larga entrevista de tres horas, ‘Polaco’ me contó su relación criminal con Zevallos y casi cuando estábamos acabando me narró, con una sonrisa ‘cachacienta’, cómo iba a dañarme por encargo de su jefe. Con lujo de detalles me describió el bar de San Isidro que yo frecuentaba con mis amigos. Había contratado a una guapa joven charapa que me propondría salir a un hotel. Su trabajo era ponerme un veneno en el licor que tomaríamos.

‘Polaco’ me contó que le dieron 5 mil dólares de adelanto, pero cuando la joven se enteró de que se trataba de matar a un periodista, se asustó y se ‘hizo humo’ con el dinero.

‘Creo que tengo una virgencita que me protege’, le contesté al director cuando me preguntó sobre lo que había planeado ‘Polaco’. La entrevista salió el 20 de setiembre del 2006. Nos vemos el otro martes.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega