Sabado, 21 de Julio de 2018

Síguenos:

07-09-2016 - 01:09

Jorge Luis Salinas rompe esquemas en moda con Emporium

Comentarios

El creador de Emporium, Jorge Luis Salinas, estuvo trabajando varios meses en Estados Unidos y acaba de volver con nuevas ideas a Gamarra.

El creador de Emporium, Jorge Luis Salinas, estuvo trabajando varios meses en Estados Unidos y acaba de volver con nuevas ideas a Gamarra.

En febrero pasado, el creador de Emporium, *Jorge Luis Salinas*, sorprendió a los críticos más exigentes de la moda en el ‘New York Fashion Week’, donde presentó una impecable colección. Además, estuvo varios meses conociendo lo mejor del mundo textil en la prestigiosa incubadora de las tiendas Macy’s, de Washington.

Hoy, Salinas nos abre las puertas de su taller, en Gamarra, para contarnos su gran experiencia.

La última vez que te entrevisté dejabas Gamarra para irte a Macy’s, en Estados Unidos, ¿qué tal tu experiencia?

Fue una gran experiencia, me enseñaron cómo es el retail americano, cómo vender a una tienda departamental de Estados Unidos, qué procedimientos seguir, cómo costear tus prendas. Era más elaborada y minuciosa.

¿Qué tan importante es para un diseñador peruano que le abran las puertas del extranjero?

Cuando te abren las puertas tienes renombre, puedes tener más lugares donde practicar, tener el nombre de Macy’s atrás es importante, porque con ello puedes ingresar a un retail o seguir estudios.

¿Cómo resumirías la experiencia que tuviste en Estados Unidos?

A veces triste, porque estaba solo, estoy acostumbrado de estar con gente a mi entorno. Allá tuve que hacerlo todo yo. En Washington no hay mucha moda, uno tenía que moverse hasta Nueva York para buscar cosas y luego regresar a confeccionarla.

¿Qué es lo que más te impresionó?

Éramos siete diseñadores. La experiencia que tienen es enriquecedora, el retail peruano y la forma de venta es totalmente diferente a la de ellos. Me quedé unos cuantos meses en Washington, y luego se tornó muy básico para mí, porque ya sabía de algunos temas. Después tuve la idea de entrar al ‘New York Fashion Week’, donde la incubadora Macy’s y el gobierno me apoyaron.

¿Qué es lo más difícil para un empresario textil peruano en ese mercado?

No es que sea difícil, creo que para toda profesión tienes que tener algo que te diferencie, en este caso es la creatividad, es suficiente para que la gente crea en ti y te apoye.

¿En qué debería capacitarse un profesional de la moda para que pueda enfrentar nuevos retos?

Siento que es una profesión cara y una de las cosas para que puedas medirte es viajar y tener otros conocimientos, para tener un propio camino sin copiarse. Una vez Nina García me dijo: ‘si quieres ser tú, tienes que diseñar algo que no esté en la tienda’. Trata de hacer lo que no hay, viaja, ve revistas de afuera y tiendas.

Con toda la experiencia que tienes en Gamarra, que has viajado por el mundo, ¿qué le recomendarías a uno que recién se inicia?

Gamarra, para mí, siempre ha sido una vitrina desde un comienzo, aunque la gente no lo crea, a mí me tocó estar en las galerías de mis padres, en el primer piso haciendo denim, un producto virgen en los años 90. Hay que tener ideales y saber a dónde quieres llegar. Yo toqué puertas, creí en mi producto y, cuando se te abren las puertas, van llegando más cosas.
‘siguen ingresando más productos chinos’

¿Cómo has encontrado Gamarra a tu regreso?

Creo que ha sido el peor año de la textilería en el Perú, yo he regresado con una potencia de ideas, pero difíciles de plasmar, porque el consumo era negativo. He visto tiendas que están cerrando, porque la gente no compra y siguen ingresando más productos chinos que desbaratan la textilería peruana.

Si tuvieras que hacer una autocrítica de todos los años que han pasado, ¿qué error no volverías a cometer?

Si bien es cierto gané experiencia, conocí gente y se me abrieron las puertas para el ‘New York Fashion Week’, haberme alejado de Perú me hizo descuidar todas las cosas que tengo acá, pero esto es parte de adquirir experiencia y retomar con fuerza.

¿Cuál sería la capital de moda a la que irías para nutrirte de nuevas cosas?

Me gustaría ir a Londres, es una ciudad donde la capacidad creativa es más importante antes de una venta. Todo lo que se recluta ahí es requerido para hacer algo diferente, creatividad, arte en prendas.

¿En qué etapa de tu vida crees que te encuentras?

Creo que a la mitad de lo que quiero hacer, Nueva York fue el inicio de una nueva etapa que hice con mucho miedo, porque me puse a pensar: ¿qué pasa si no logro más de lo que he mostrado? ¿Es quedarme 10 a 15 años haciendo este negocio? ¿Qué tan agotador puede ser? Uno se cansa, se agota, esto no tiene fin.

Hace tiempo me dijiste que la moda sería un ‘boom’ en el Perú después de la gastronomía, ¿cómo lo ves ahora?

Ya tenemos universidades con chicos estudiando, ya debemos tener en los próximos dos años, diseñadores como carrera. Ellos deben venir a Gamarra, porque esto es como parte de una colegiatura, ya que aquí conseguirán sus telas y gente que les ayude a su confección. La contraparte es que deben viajar para mejorar su creatividad y llegar a más.

Ahora algunos jóvenes que están en los realities están sacando sus marcas, lo cual es válido porque es un tema de superación, pero se necesita estudiar, ¿qué les recomendarías?

‘Zapatero a tus zapatos’, ojalá que esto no sea cosa del momento y perdure, pero cada uno se esfuerza para lo que quiere, les aconsejo que estudien para que sepan qué quieren transmitir con su ropa, y eso es a través del diseño.

Si un joven está empezando y no le está yendo bien, ¿qué podría hacer para mejorar sus ventas?

Debe estar chequeando qué está mal, quizás sea el molde o las telas. Hay dos cosas: si la creatividad y el entalle son buenos, no hay pierde.

¿Qué tan importante es el tema de calidad y acabados?

Muy importante, no puedes ver una prenda con hilos colgando, tienes que tener cuidado en los accesorios. Hay que preocuparse en los detalles interno y externos de la prenda.

De todo lo que viste en Nueva York, ¿qué cosas se pueden aplicar en el Perú?

La gente que trabaja en patronaje de allá es muy rápida y muy exacta. Ellos son una bala para hacer el molde, los cambios y los arreglos, eso es lo que se necesita, ya que lo valioso para una empresa de confecciones es el tiempo.

Danos algunos tips que les puedan servir a los chicos que recién se inician en el mundo textil…

Siempre estudien, lean, traten de viajar o ir a un departamental donde hay marcas extranjeras para que vean qué les gustan o qué pueden modificar. Haz lo que los otros no hacen, con creatividad, sin copiarte y que esto sea parte de tu ideología.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega