Sabado, 17 de Noviembre de 2018

Síguenos:

24-08-2016 - 12:52

Renzo Costa: “Hemos llegado a vender un millón de billeteras”

Comentarios

Renzo Costa: "Hemos llegado a  vender un millón de billeteras".

Renzo Costa: “Hemos llegado a vender un millón de billeteras”.

“Yo no veo esto como un trabajo, porque me apasiona lo que hago, me divierte. Es una adrenalina que me tiene en pie todos los días”, confiesa Renzo Costa, quien es el actual presidente del
directorio de la reconocida marca de cuero.
Renzo cuenta que al terminar la carrera de Ingeniería Comercial, ingresó a trabajar a la empresa de su madre Marina Bustamante, cuando atravesaban la peor crisis, que casi los lleva a la bancarrota, debido al fenómeno de ‘El Niño’.

La estrategia para recuperarse de ese momento difícil fue hacer billeteras de cuero y, desde ese entonces, no han dejado de innovar. Hoy llevan más de 40 años en el mercado, con 52 tiendas a nivel nacional, y con la apertura de una nueva línea de zapatos para hombres.

Renzo Costa ya es una marca conocida en el mercado, ¿cuál sería el aporte que le diste a la empresa?

Un poco de modernidad. He viajado mucho y lo que capto de afuera lo introduzco en la empresa.

Entrevistamos a tu mamá el año pasado y nos contó que el inicio fue muy duro y sacrificado. ¿Qué recuerdas?

Desde chico tengo los recuerdos relacionados a la empresa, porque mi madre me llevaba para que la acompañe. Vi cómo trabajaba muy duro. Yo la ayudaba a comprar el cuero y los accesorios. Ahí nació el ‘bichito’ por la empresa.

Algunos dicen que es muy fácil tener una idea y lanzarla al mercado, pero es muy difícil sostenerla. ¿Por qué crees que una marca como Renzo Costa se mantiene con el tiempo?

Porque siempre hemos estado modernizándonos y nunca hemos sido conformistas. Es muy difícil que una marca perdure 40 años en el Perú. Hace 20 años había marcas de nuestro rubro y hoy prácticamente ya no existen, somos la única que ha prevalecido. Hemos sabido ser competitivos y estar al día en los cambios del mundo.

¿Cuál es tu cargo en la empresa?

Soy presidente de directorio, pero más me inclino para director artístico, desarrollo el producto. Tengo un gran equipo y soy quien los dirige.
Por los estudios que han hecho, ¿cómo perciben la marca sus clientes?
Muy bien. Cada año hacemos un ‘focus group’ y, la verdad, que tanto en recordación de marca como en imagen, estamos bien posicionados. Y eso nos ayuda a diversificar y abrir nuevas familias.

¿Cuál es el ‘público objetivo’?

Es el peruano que busca un producto de calidad, porque la empresa está asociada a calidad y diseño.

¿Cuánta gente trabaja con ustedes?

Con nosotros trabajan directamente 560 personas, de manera indirecta suman más de mil.

Hoy en día, la tecnología es parte vital en las empresas, ¿cómo la aplican ustedes?

En el marketing hemos desarrollado una aplicación para ver los detalles del zapato, es más, nuestro calzado tiene tecnología, con memoria para la pisada, rebote de planta, aíslan el frío y el calor. En cuanto a compras por Internet, estamos haciendo entregas a todo el país, contamos con una base bien desarrollada.

¿Cuántas tiendas tienen?

En Perú 52, y nos hemos trazado llegar a cien locales el 2019.

¿Cómo es el control de calidad?

Es minucioso. Tenemos el control de calidad de productos terminados y de la materia prima.

¿Su materia prima es peruana?

La materia prima antes era peruana, pero ahora hemos cambiado un poco la filosofía de la marca, pues si esa materia prima es italiana, peruana o hindú, lo que nos importa es la calidad.

Con más de 40 años en el mercado, ¿qué es lo más difícil para mantener una empresa?

Saber asimilar los cambios y estar al día. No ser conformistas, eso es muy importante porque seguimos siendo líderes en el rubro. No podemos dormirnos en nuestros laureles, porque el mundo de la moda es muy cambiante, y el consumidor tiene más opciones en el mercado para escoger.

¿Reciben quejas de los clientes?

El nivel de quejas es bajísimo, siempre van a existir quejas porque el material es piel y no es perfecto. Hemos tenido producciones que se perdieron completamente, pero no podemos mandarlas así al mercado.

Tu mamá nos dijo que eres un ‘trabajólico’…

Sí, lo que pasa es que yo no veo esto como un trabajo. Ella, a veces, se queja de que hablo de trabajo cuando estamos de vacaciones, pero para mí esto es una pasión, es una diversión, adrenalina. Me gusta leer los diarios y me comunico muy temprano con gente de España e Italia, luego paro en el área de diseño que es mi cuartel.

¿Recuerdas los momentos difíciles que atravesó la empresa?

La crisis que tuvimos fue en el 96 y fue la mayor prueba, pues vino el fenómeno de ‘El Niño’ y la temperatura era casi 30 grados. Nadie nos iba a comprar, entonces la empresa pasó un momento crítico y estuvo a punto de quebrar. Y yo le dije a mi madre, ¿por qué no aprovechamos la marca y hacemos billeteras? Fue mi instinto, es mi principal activo.

¿A qué edad entras a la empresa?

Terminando mi carrera, justo en el 96, la empresa me recibió con crisis, y fue bueno porque la gente siempre habla de que yo llegué a trabajar a una empresa ya hecha. Yo manejaba la combi, no tenía ni auto. Es una prueba de qué tan creativo eres, lo cual es muy importante para este negocio.

¿Qué tan importante es viajar?

Es mi mayor universidad, porque captas ideas y estás conociendo a los mejores del mundo. Viajo tres veces al mes a Europa y eso es vital.

¿A qué diseñador o empresario de modas admiras?

Admiro a la escuela italiana. Los italianos tienen una pasión por la moda, el diseño, son detallistas y voy por esa tendencia. Hemos hecho como una sociedad con empresas italianas que nos desarrollan diseños y nosotros los adaptamos al Perú con nuestros diseñadores peruanos.

¿Quién te inspira?

Depende mucho del año, en la moda hay diversos cambios. Muchas veces los viajes o situaciones que pasaron en mi vida salen en las campañas. Ahora el peruano se está divirtiendo más, y pensé que la empresa tiene que ser más divertida. Nació hacer la campaña en Las Vegas.

¿Por qué decidiste ingresar en una línea de zapatos masculinos?

Porque era momento de diversificar, ampliar las ‘familias’. Esta era lo que nos faltaba. Hicimos un estudio y salió esto. Veo a la empresa como algo muy personal. Yo sentía que quería comprar zapatos y tenía que viajar o sino era muy caro aquí, no había un modelo europeo a un precio accesible, a eso apuntamos. Usamos cuero español de primera calidad y modelos europeos. Empezamos con una tienda en el Jockey Plaza y se abrirán cuatro locales más.

¿Propuestas a mediano plazo?

Queremos migrar al estilo de vida. Si compras Renzo Costa, estás comprando un servicio de buena calidad a un precio más alto que el normal, pero más bajo que el nivel lujo.

¿Qué consejo les darías a los jóvenes?

Deben dejarse llevar por sus instintos. Mientras creas en tu idea, no importan los demás. Ser perseverante, todo es posible. Nosotros somos un ejemplo, hemos sido una microempresa vendiendo un producto diario y ahora hemos llegado a vender más de un millón de billeteras. Nadie nos regaló nada, todo fue con trabajo y sacrificio. Tienen que conocer toda la empresa… yo soy el director, pero cargo el cuero, chequeo los materiales. Aquí, el empresario tiene que remangarse las mangas de la camisa.

Todos los blogs

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

Emprende Trome

Katty Gines

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega