Sabado, 16 de Octubre de 2021

Síguenos:

25-05-2016 - 02:22

Alejandra Hovispo: “Hay que enamorarse de lo que uno hace”

Comentarios

Alejandra Hovispo empezó diseñando para sus amigas de la universidad. Renunció a su trabajo en una conocida empresa para poner su propio negocio.

Alejandra Hovispo empezó diseñando para sus amigas de la universidad. Renunció a su trabajo en una conocida empresa para poner su propio negocio.

Cuando era niña, Alejandra Hovispo siempre decía que iba a ser una trabajadora independiente y se dedicaría a la moda. Al finalizar el colegio, ‘Ale’ estudió administración y marketing, porque su madre le decía que debía seguir una carrera y luego dedicarse al diseño. Trabajó dos años en Telefónica del Perú donde ganaba muy bien, pero no se sentía contenta.

Alejandra, ¿cómo nace el deseo de iniciar un negocio?

Siempre tuve la idea de emprender un negocio, que esté dirigido a la industria de la moda, cuando estaba en la universidad diseñaba de todo y les vendía a mis amigas.

¿Por qué te enfocaste en alpargatas?

Porque soy alta y nunca encontraba zapatos chatos, además me encantaban los estampados y los patrones, y me di cuenta que en nuestro país solo había productos hechos en cuero y abundaban las ballerinas, es por eso que aposté por las alpargatas de tela.

¿Fue difícil introducir tu producto en el mercado?

En ese entonces, los artesanos estaban acostumbrados a trabajar solo en cuero y en material sintético, pero no con telas. Investigué técnicas para hacer calzados como yo quería, hasta que terminé una muestra, pues la idea era vestir los pies de las mujeres con algo distinto y exclusivo.

Aparte de estudiar administración, ¿seguiste algún curso referente a la moda?

Cuando trabajaba en Telefónica, llevé un diplomado corto de moda, ahí hice un taller de zapatos y producción de carteras y descubrí que había un ‘nicho’ en el mercado. Ahora estoy haciendo un diplomado de Global Fashion Management en Mod’ Art.

¿Qué es lo más difícil a la hora de emprender un negocio?

Tiene muchos sacrificios, porque siendo independiente tienes un solo sueldo fijo, se asume todos los gastos, lo que se gana se reinvierte y se arriesga constantemente cuando se toma decisiones.

¿Con cuánto capital empezaste?

Con 15 mil soles que ahorré en dos años, que me tenían que servir para vivir los meses en el que buscaba talleres, hacer mis muestras y lanzar mi marca. Al inicio la plata se me acabó, y tuve que recurrir al préstamo.

¿Qué hace a tus alpargatas diferentes a las demás?

La horma es especial, tiene una punta cuadrada, son hechas a mano una por una, los modelos son estampados, son cómodas y únicas en el mercado.

¿Por qué ‘Ahmé’?

Alejandra Hovispo Mendizábal.

Aparte de estos productos, ¿qué más fabricas?

Alpargatas con plataforma, sandalias, neceseres, bolsos, maletines de viaje, billeteras y sobre multiusos, todos con estampados.

Debido al crecimiento de tu negocio, cuentas con un taller en Ventanilla donde le das trabajo a mujeres de la zona…

Cuando perdía las esperanzas de no encontrar un lugar donde hacer mis calzados, mi nana me dijo que tenía una amiga que su hermano fabricaba zapatos de colegio en Ventanilla, no dudé en ir, fue ahí que conocí a Delia, quien tuvo la voluntad de apoyarme sin saber nada sobre este rubro. Ambas hicimos una muestra que fue la más linda que vi. Ya tenemos cuatro años juntas, y el taller cuenta con dos pisos.

¿Cuántas personas trabajan para ti?

Cinco, pero en campaña contamos con más personal.

¿Qué valoran más los clientes de tus productos?

La comodidad, los acabados, la duración y el diseño.

En épocas difíciles, ¿cómo manejas el negocio?

Buscamos ferias o vamos a oficinas, ahí hay que ‘chambearla’ uno mismo para convencer a la gente, y por más que ya tenemos tiendas, debemos salir a buscar nuevos clientes.

Tienes tres tiendas, ¿qué se viene para tu empresa?

Seguir desarrollando accesorios y exportar, ya estamos en conversación con empresas de Ecuador y Estados Unidos.

¿Qué tan sacrificado es sacar adelante una empresa?

Demasiado, hay días en que empiezo a las 5 de la madrugada para ver la producción, sábados y domingos también se trabajan. Somos nuestros propios jefes y eso nos vuelve comprometidos y organizados con la empresa.

¿Qué consejos les darías a los jóvenes que quieren poner un negocio?

No hagan ningún negocio por la plata, deben enamorarse de lo que hacen, solo así podrán salir de los momentos difíciles… Ahorren y ahorren porque siempre surgirán ideas y se necesita dinero.

Todos los blogs

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Alberto Tejada.

Doctor Trome

Dr. Alberto Tejada Noriega

Emprende Trome

Katty Gines

ENTRE HOMBRES

Max Lazo.

MUJER SALUDABLE

Jeannette Marchena.

PADRES E HIJOS

Fernando Maestre. (Psicoanalista)